Estos insectos, que son una evolución de las avispas, son los agentes polinizadores más relevantes del ecosistema. Esto quiere decir que in abejasno hay polinización y sin polinización no hay comida. Al igual que las abejas, existen otros agentes polinizadores como las avispas, las mariposas y otros insectos, menos conocidos en esa función como los murciélagos, pero es a ellas a quienes cabe el papel de principales polinizadoras del reino de los insectos.
La desaparición y exterminación de las abejas va en aumento. El avance de la industrialización o el uso de tóxicos son solo algunas de las razones por las cuales contamos con menos de estos insectos en el planeta cada día. Según las más recientes estadísticas de Greenpeace, en Estados Unidos, las desapariciones de abejas han llegado a 42% entre abril de 2017 y abril de 2018.
De cada 10 cosas que comemos, al menos cinco han tenido acción directa de las abejas en un 75 u 80 %. Esto quiere decir que “sin abejas no hay polinización y sin polinización no hay comida”.

Entre los factores que amenazan a los polinizadores, están la pérdida de hábitats, las prácticas de la agricultura industrializada, el uso de plaguicidas y los impactos del cambio climático. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés), el informe “UNEP Emerging Issues” detalla que el declive de las abejas está ocurriendo en todo el mundo.

Según una frase que se atribuye a Albert Einstein "si las abejas desaparecieran, a la humanidad le quedarían cuatro años de vida".