La Ruta del Mar del Norte

Finalmente Lograda

La odisea para encontrar el Paso del Norte, motivó la nota publicada en nuestra edición de Diciembre 2019. La aventura tuvo un trágico final e inspiró la serie "El Terror"
 
la expedición perdida de Franklin, un viaje fallido de exploración británica del Ártico, dirigido por el capitán sir John Franklin, partió de Inglaterra en 1845. La expedición se componía de dos barcos, el HMS Erebus y el HMS Terror, cada uno de los cuales había viajado a la Antártida con James Clark Ross. A poco de iniciada la exploración las noticias acerca del progreso de la misma se hicieron escasas y finalmente nulas. El Almirantazgo Británico inició en 1848 la búsqueda de la expedición perdida. Totalmente desorientados, Franklin y los 128 miembros de la tripulación murieron al quedar sus barcos atrapados en el hielo en el Estrecho Victoria, cerca de la Isla del Rey Guillermo, en el ártico canadiense.
Por primera vez en la historia de la navegación mundial, un buque de gran capacidad que transporta gas natural licuado (GNL) llegó a un puerto chino por la Ruta del mar del Norte, partiendo del Ártico en mayo y finalizando su ruta en junio. Por lo general, el tráfico marítimo en el puerto de Sabetta en la región rusa de Yamal comienza en el mes de julio. Sin embargo, el buque Christophe de Margerie partió a mediados de mayo con destino al puerto chino de Jiangsu.
Inesperadamente, al buque le tomó solo tres semanas recorrer esta ruta y llegó a su destino el 10 de junio. Durante el recorrido la tripulación del buque recogió varios datos sobre la situación del hielo en el territorio para incluirlos en una planificación logística de futuros proyectos de desarrollo para los buques árticos. Cabe señalar que el buque Christophe de Margerie no ha navegado solo. Delante de él, despejó su camino el rompehielos nuclear Yamal debido a que en esta época del año por esta región las condiciones de hielo aún suelen ser bastante complicadas.
Aun así, el temprano arribo del buque es considerado un gran avance para Rusia al demostrar su gran potencial para el transporte de gran carga en los mares del Ártico.