El Covid-19 y su Efecto

en el Medio Ambiente

Las órdenes de aislamiento en casi todo el mundo y la paralización de la actividad industrial, así como la reducción de desplazamientos, han devuelto a las principales ciudades del mundo sus cielos azules y reducido los niveles de contaminación.
Las imágenes satelitales que circulan en redes sociales muestran marcadas caídas en la contaminación del aire en focos de coronavirus en todo el mundo, algo que ofrece una faceta esperanzadora en una historia que, por lo demás, es sumamente sombría.
El cierre de fábricas y comercios en Europa y China, junto a las restricciones de viaje impuestas para hacer frente a la epidemia de covid-19, se ha traducido en una bajada sustancial en el consumo de combustibles fósiles en estos países. Y eso ha producido una caída de al menos un 25 % en sus emisiones de dióxido de carbono y del dióxido de nitrógeno.según el Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), con sede en Estados Unidos

La demanda de electricidad y la producción industrial de los países mas contaminantes del globo, permanecen muy por debajo de sus niveles habituales, según varios indicadores. Es probable que esto haya eliminado una cuarta parte o más de las emisiones de CO2 y del dióxido de nitrógeno de la atmósfera de esos países.