Vendée Globe

La Regata de los Tres Cabos

Las regatas de vuelta al mundo a vela sin escalas no tienen demasiado margen a la hora de elegir la ruta. Casi todas siguen la antigua ruta de los clíppers del siglo XIX llamada de los Tres Cabos en referencia a los cabos de Buena Esperanza, Lewin y Hornos.
La ruta tradicional de los buques mercantes seguía los vientos de los llamados «rugientes cuarenta» (latitud 40ºS) al sur de dichos cabos, lo que era particularmente peligroso para la mayoría de las naves.
En la actualidad, estos cabos constituyen los hitos de diversas regatas oceánicas de yates que realizan este recorrido, entre ellas la mencionada Vendée Globe. La circunnavegación usando esta vía es considerada una gran hazaña de la navegación. Según una antigua tradición marinera, los navegantes que los han superado navegando a vela cumplen una gesta que les da derecho a lucir tres anillos en su oreja, a permanecer de pie ante los reyes y a orinar contra el viento.
Pintorescos privilegios, sin dudas, pero que en su contenido testimonian la admiración por aquellos navegantes que logran la hazaña. Este video muestra a todos los barcos que participarán en la edición 2020.
 
Estos cambios tecnológicos hacen enormes diferencias con los antiguos barcos que desafiaban los tres cabos. Lo que para un Clipper y su Carrera del Té era una competencia comercial que duraba hasta tres meses y medio de navegación, hoy representa una hazaña deportiva para quienes lo hacen en solitario y sin escalas. Hasta la última edición, el record era de 74 días y tres horas. En esta próxima regata, con la aplicación de la tecnología de los Hydrofoils, seguramente esos tiempos caerán dramáticamente.
La dureza de esta regata la hace accesible tan solo a los navegantes más preparados que se enfrentan a condiciones de extrema dureza durante una navegación que pondrá a prueba la resistencia de barcos y tripulantes.