Los Últimos del Spee
La historia del acorazado Admiral Graf Spee nunca dejó de ser un tema apasionante pero que lamentablemente no ha sido lo suficientemente cultivado por las actuales generaciones -especialmente las más jóvenes, pese a que mucho se ha escrito sobre él y su participación en lo que fue el primer combate naval de la Segunda Guerra Mundial, que tuvo por escenario las aguas aledañas al Río de la Plata.
En viernes 22 de Julio en el Museo Mazzoni de Maldonado se presentó el libro, motivo de esta crónica. La presentación estuvo a cargo del Escribano e historiador Juan Antonio Varese.
Pero hoy, a más de 80 años del suceso, la sola mención de su nombre todavía despierta ecos de leyenda en los memoriosos, que en su momento oímos de labios de nuestros mayores el relato de aquel episodio que venía a encender nuestra imaginación.
Sin embargo aquella orgullosa nave que el destino dispuso que fueran las aguas del Plata las que hoy cobijen su sueño eterno, y cuya alma de acero todavía guarda secretos por develar, fue el hogar de más de un millar de hombres jóvenes que enfrentaron su destino muy lejos de su patria y de sus hogares.
La mayoría de ellos rondaba los veinte años de edad, y esa juventud fue quizás lo que los ayudó a enfrentar su suerte en una tierra que, si bien no les fue hostil, y que a su pesar les impuso determinadas condiciones dadas por las circunstancias de la guerra y los compromisos internacionales que previamente habíamos asumido. El navío ingresó al puerto de Montevideo con averías relativamente menores, pero con 35 muertos a bordo y un considerable número de heridos (tres de ellos agonizantes al extremo que uno falleció a bordo antes de poder ser desembarcado), los que fueron asistidos de urgencia en centros hospitalarios de Montevideo, y por ello luego debieron permanecer en nuestro país. Precisamente de estos, y de algunos otros tripulantes más que desembarcaron con vida en Montevideo trata esta investigación.
Jorge H. Cabaleiro, si bien nació en Argentina, se educó en Uruguay donde formó su familia. Realizó estudios de Licenciatura de Historia en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, de Archivología en la Escuela Universitaria de Bibliotecología y es egresado de la carrera de Museología de la Universidad de la República. Su pasión por la investigación histórica ha culminado con la creación de esta obra que, mas allá de su variado anecdotario recuerda para los uruguayops y el mundo las peripecias, felices y a veces trágicas de los sobrevivientes del Graf Spee afincados en Uruguay
Estos primeramente fueron alojados en viviendas particulares de familias alemanas que accedieron a darles cobijo. Posteriormente, para mejor control se los agrupó en una quinta en las afueras de Montevideo llamada “Villa Catalina”, y finalmente en el año 1942 al fallecer algunos de ellos, fugarse otros y romperse las relaciones diplomáticas entre Uruguay y Alemania, quedaron 44 a los que se los confinó en el cuartel militar de Paso del Rey en Sarandí del Yí en el Departamento de Durazno, hasta la culminación de la guerra, siendo entonces la mayoría repatriados a Alemania en 1946. No todos… pues algunos decidieron afincarse en Uruguay para siempre. Esta es la historia de estos hombres...
Recomendamos la lectura del documento del Esc. Juan Antonio Varese de donde extrajimos esta reseña. En este link se accede al texto completo : A manera de Prólogo.