El YAMASHIRO, (castillo en la montaña?), llamado así por la antigua Provincia de Yamashiro, fue el segundo y último acorazado de la Clase Fusó de la Armada Japonesa, sirviendo en ella desde 1917 hasta su hundimiento en 1944. Junto a su gemelo el Fusó, fueron los primeros acorazados japoneses en ser totalmente diseñados y construidos en Japón, empleando exclusivamente material y armamento japonés.
El diseño del Yamashiro varió ligeramente sobre el del Fusó, aumentando su desplazamiento, aunque el cambio más obvio fue la inversión de la orientación de la torreta C, que apuntaba a popa, lo que permitía un mayor espacio disponible para el puente. También fue el primer acorazado japonés desde el que se lanzó un hidroavión. En el período de entreguerras experimentó una serie de modificaciones. Entre 1927 y 1928 su puente fue profundamente rediseñado con la adición de luces de búsqueda, directores de tiro y armamento antiaéreo.
Entre 1930 y 1935 se incrementó el blindaje de la cubierta desde los 51 mm originales a 96,5 mm. Simultáneamente protecciones anti-torpedo fueron añadidas al casco. El puente fue nuevamente modificado al tiempo que se incrementaba en gran medida la altura total, con el característico estilo pagoda compartido con otras clases japonesas de acorazado. Durante la Segunda Guerra Mundial vió incrementado en dos ocasiones su armamento antiaéreo, a 20 piezas en diciembre de 1941 y a 37 en junio de 1944. Una modificación similar a los Clase Ise, que lo hubiese convertido en un híbrido de portaaviones y acorazado fue desechada. En el conflicto no participó en ninguna acción de impoprtancia hasta su inclusión en la Operación Sho-Go a las órdenes del Almirante Nishimura
En medio de esta operación, junto al Fusó, el Mogami y un grupo de destructores, fueron emboscados en el Estrecho de Surigao por la 7a. Flota del Almirante Oldendorf formada por los navíos sobrevivientes e Pearl Harbor : Los USS West Virginia, Mississippi, Tennesee, California y Pennsylvania, además de ocho cruceros : USS Louisville, Minneapolis, Portland, Shropshire, Denver, Columbia, Phoenix y Bolse.
Ambos acorazados, el Mogami y el Yamashiro se lanzaron en una misión suicida contra el cerco de la flota enemiga. Luego de una feroz batalla, la pequeña flota nipona fué aniquilada por la potencia de fuego de la artillería naval de la 7a.Flota, con puntería de radar y luego por un ataque de lobos a cargo de destructores y lanchas torpederas. El Yamashiro quedó reducido a una ruina flotante de la que finalmente dieron cuenta los torpedos lanzados desde los victoriosos destructores.