El tesoro del Nuestra Señora de las Mercedes

es un fiasco:

Vale 7 millones de dólares y no 500

En la Edición Noviembre 2016 nos ocupábamos de la historia y rescate del tesoro del navío Nuestra Señora de las Mercedes por parte de la empresa Odyssey. Según las crónicas de la época, el buque en cuestión fue hundido frente a las costas de Portugal, próximo al Cabo de Santa María. Un afortunado tiro de cañón impactó en la Santa Bárbara del navío, desintegrándolo por completo. Sus restos fueron finalmente ubicados por la empresa mencionada y del pecio se obtuvo un tesoro en monedas de plata y oro.
En los días posteriores al hallazgo, Odyssey anunció que los primeros análisis permitían concluir que el conjunto de monedas estaba valorado en 500 millones de dólares. La fortuna fue llevada a los Estados Unidos pese a las protestas del Gobierno español, que presentó una demanda para reclamar su propiedad. Tras años de litigio, en enero de 2012 el Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió que el tesoro debía ser devuelto a España. El 25 de Febrero de 2012, las 17 toneladas de la carga de Nuestra Señora de Las Mercedes llegaron a la base aérea de Torrejón de Ardoz.
Cuando el tesoro volvió a España, los investigadores pudieron confirmar sus sospechas: se trataba de un tesoro sobrevalorado, inflado artificialmente gracias a técnicas de marketing. Llegaron a esa conclusión tras comparar el cargamento con las fotografías que suministró la compañía. En ellas se veían cientos de blancas de plástico cerradas, excepto una que estaba abierta y mostraba en su interior decenas de monedas de plata relucientes. Las fotografías habían sido hábilmente retocadas para evitar que los investigadores españoles pudieran analizar las piezas.
A los investigadores españoles les llamó la atención una de las inscripciones que figuraba en una de las cajas presumiblemente llenas de monedas: habían escrito el peso de la caja, 18 kilogramos.