La Flota Culmina su 4ta. Etapa en Fremantle y Prepara el Trayecto Australiano rumbo a Sidney
El primer día del mes de Diciembre, día 14to. de navegación trajo como hito importante un cambio de liderazgo de la flota. En esta segunda semana Ha Long Bay arrebata el liderazgo a Qingdao. Ambos líderes compiten por los puntos de la Dell Tugged Ocean Sprint. Solamente 18 millas separan al puntero de su cercano perseguidor. Un centro de baja presión parece favorecer a la retaguardia de Unicef, Visit Sanya y Punta del Este acercándose al grueso del grupo.
Las siguientes 24 horas tuvieron como novedad a Qingdao pasando a modo Stealth, ocultando su posición y así obtener ventaja sobre Ha Long Bay. Para ambos se estimaba un ETA a Fremantle para el 7 del mes. Zuhai y WTC Logistics tuvieron un duelo en el cual WTC desaparecía alternadamente del AIS. Luego de un breve encuentro, Zuhai apostó al spinnaker y logró mantener velocidades entre 12 y 18 "húmedos" nudos que lo alejaron de WTC Logistics.
4 de Diciembre, Los punteros Ha Long Bay y Qingdao juegaban a las escondidas. El resto de la flota casi a 200 millas navegaba en baja temperatura y vientos poco significativos pero con la esperanza de descontar ventaja en las mil millas que faltaban para Fremantle.
El Comité de Regata finalmente estableció que el lugar de llegada final en Inglaterra sería el Royal Albert Dock en el corazón de los llamados Royal Docks (Muelles Reales), lugar de importantes eventos y festivales. Mientras tanto, al aproximarse a Fremantle Ha Long Bay y Qingdao navegaban separados por apenas tres millas. Imagine Your Korea mantenía un trtanquilo tercer puesto sin amenazar a los punteros. WTC Logistics pasó a Stealth Mode creando incertidumbre a Go To Bermuda acerca de su performance en el duelo entre ambos.
La retaguardia quedó constituída por Punta del Este y Visit Sanya. Ambas naves colisionaron en la partida de Cape Town aunque sin consecuencias para sus tripulaciones. Sin embargo esto los obligó a hacer escala en Durban para reparaciones, lo que les demoró casi una semana.