Un Histórico Olvidado el Geodis de C. Auguin

El 17 de febrero de 1997 el francés Christophe Auguin ganaba la Vendée Globe. Cruzaba victorioso la meta de Les Sables D'Olonne (Francia) tras 105 días y 20 horas de vuelta al mundo en solitario y sin escalas.
Este no fue el único tirunfo de este navegante, actualmente afincado en nuestro país. Ya en 1991 había vencido la Regata BOC a bordo del mismo barco. Cuenta además en su palmarés una nutrida serie de tiunfos y records mundiales en travesías en solitario así como también records de velocidad, aún imbatidos. Seguramente Geodis es un barco lleno de recuerdos para quien fuese su mejor amigo en tiempos de gloria. Hoy, Auguin, retirado ya de las competencias es propietario de Antipode, un hermoso casco de aluminio con el que realiza charters a los Hielos del Sur. Malvinas, Beagle y Usuahia.
Uno de los records en los que Geodis acompañó a Christophe fue en la travesía del Atlántico  en 9 días, 22 horas, 59 minutos y 30 segundos. Batió así el récord anterior en un barco similar, conseguido por el sueco Ludde Ingvall con el Nicorette en 1997.
El viejo velero, que volvió a competir dos veces más la regata de la vuelta al mundo con los patrones Bernard Gallay (2000) y HervéLaurent (2004), se pudre desde hace seis años. Su último dueño, un patrón húngaro amateur, abandonó la embarcación tras un accidente en la costa de este mismo puerto francés donde se botó en 1995. Según France 3, ahora las autoridades locales francesas buscan revitalizar el velero de ADN campeón y sacar brillo a un recuerdo deportivo, ejemplo de la ingeniería náutica francesa. Fue un diseño del Estudio Finot/Conq.
Su casco de carbono-Nomex desplaza 9.500 kilos con un bulbo de tres toneladas a 4,50 metros bajo el agua. Resultó un modelo de navegación extrema, poco estable, pero con pedigrí de campeón mientras camina en equilibrio sobre el alambre, tratando de evitar una tumbada. La embarcación durante este tiempo también participó con éxito en una docena de regatas de la Transat Jacques Vabre. Por el momento, el ente público ha recibido seis ofertas de pago de la deuda de atraque, unos 15.000 euros, y prometen restaurar la embarcación.