La Diplomacia de las Cañoneras Italianas en Sudamérica

La unificación de la marina italiana y su deseo de demostrar a las demás potencias europeas su poderío naval llevó a esta, además de patrullar distintos puertos de Sudamérica para proteger los intereses italianos en los distintos lugares, a protagonizar hechos de demostración de fuerza que en algunos casos minaron las relaciones diplomáticas con los países con los que se involucró.
Si bien la política colonizadora y expansionista italiana se centró principalmente en África a partir de 1861, en varias ocasiones, Italia envió buques de guerra en misiones de observación a las costas sudamericanas en respuesta a denuncias que recibía el gobierno italiano, acerca de las malas condiciones en las que se veían sometidos sus connacionales por el acoso de las autoridades, mas precisamente en Brasil y por  la situación política en el Río de la Plata donde se sucedían disturbios tanto en Argentina como en Uruguay.
Durante la década de 1860 la permanente inestabilidad política que se vivía pretextó reiterados desembarcos de la marinería de los barcos de guerra extranjeros surtos en los puertos de América. Se sumaba la presión de los representantes diplomáticos respectivos para proteger a sus connacionales, y en oportunidades de los gobiernos para proteger edificios públicos y propiedades extranjeras. Esta situación fue motivo de preocupación para la Marina Italiana, que creó en 1863 la Estación Naval Italiana de las Americas con la misión de proteger los intereses italianos en América del Sur. 
En ese mismo año, se inauguró la estación naval italiana de Montevideo con la llegada en junio de la pirocorbeta "Fulminante" al mando del capitán de Corbeta Federico Martini, quien se convertiría en el primer comandante de la Estación Naval Italiana en Montevideo.  El buque zarpó del puerto de Nápoles con destino a América del Sur anclando tiempo después en el puerto de Montevideo.  Durante su estancia esta nave desembarcó en varias ocasiones un contingente de marinos con el fin de defender los intereses italianos en el Uruguay. La importancia de la base Montevideo para Italia era tal, que tiempo después de su instalación envió a la pirofragata "Ercole",la pirocorbeta "Magenta” y la fragata "Regina".
La Pirocorbeta "Fulminante"
Pirofragata "Ercole"
Pirocorbeta Magenta
Fragata Regina