En la nota enviada por Raffo se describe la situación de indefensión uruguaya informando que sería ventajosa la intervención ya que : "...el país estaba dominado por un grupo de aventureros carentes de sabiduría del arte de la guerra..."   Distintas naves de guerra italianas participaron en acciones en defensa de sus intereses. Por ejemplo las acciones de la  pirocorbeta "Etna" asignada a la Estación Naval de Montevideo que participó en 1871 en el bloqueo al puerto de Santa Fe, para apoyar y defender a la comunidad agrícola italiana de San Carlos que se encontraba en conflicto con las tropas argentinas.
La cañonera la "Veloce" que también formaba parte de la flota italiana establecida en el Río de la Plata tuvo activa participación en estas aguas.  La nave habría estado anclada frente a Paysandú en febrero de 1865 marcando presencia para proteger a la colonia italiana radicada en aquel lugar. Su presencia se corrobora por nota que envió el Cónsul Barbolani al General La Marmora en Florencia, donde daba cuenta de un informe del capitán Caimi, que denunciaba su encuentro con la flota de Tamandaré informando además de la presencia en aquellas aguas del buque de bandera inglesa "Doterel"
 La "Veloce" estuvo anclada en el puerto de Paysandú en varias oportunidades durante el año 1875 en donde la comunidad italiana radicada en aquel lugar y nucleada en  la Unione e Benevolenza fundada en 1874, llevaba a cabo festines en su honor. Durante el gobierno de Santos, en los primeros días de marzo de 1882 y usufructuando el fondeadero de la estación Naval de Montevideo la pirocorbeta "Caracciolo" al mando del comandante Carlo De Amezaga protagonizó también hechos de presión contra el gobierno uruguayo.
En ese tiempo se produjo un hecho policial que llevó a una impoprtante fricción entre la autoridad local y la diplomacia italiana. El Capitán de la nave "Caracciolo" fue instruído de enarbolar su pabellón de combate y distribuyó panfletos amenazando con abrir fuego desde el buque. Diplomáticamente se estableció la ruptura de relaciones entre Italia y Uruguay. Italia estableció condiciones, aceptadas por el gobierno uruguayo y se llegó a un acuerdo restableciendo las relaciones. El conflicto terminó con el juzgamiento de dos italianos, el pago de 50 mil francos oro y larectificación publica por parte del Ministro de Relaciones Exteriores Oriental.
La actitud de Italia frente a los países Latinoamericanos ya era conocida y varias veces movilizó su flota para amedrentarlos y mostrar a las demás potencias europeas y al emergente imperialismo estadounidense cuan grande era su poder.  Los planes italianos de la época para las acciones a llevar a cabo por parte de las flotas y la marinería en las operaciones militares, siempre debían tener un componente diplomático a los efectos de encarnar en las poblaciones que el interés de Italia no era de invasión ni expansionismo territorial.
La información completa se encuentra en el link https://www.histarmar.com.ar/AcademiaUruguayaMyFl/2013/DiplCanionerasItalia.htm