Quedaba la incógnita si los norteamericanos, luego del terrible incidente, podrían rehacerse y competir en las dos regatas faltantes. Lamentablemente no fue así y em American Magic decidió tomerse su tiempo y esperar al repechaje.
La fecha quedó entonces reducida a las regatas en la que se enfrentarían el Luna Rossa y el Ineos UK Team. La primera de las regatas fue una de las mas emocionantes de las regatas disputadas hasta ahora. Ambos barcos alternaron la posición de punta con diferencias de pocos segundos y cuando se hicieron mayores, el otro las descontó a base de una muy inteligente estrategia. Al final y a pesar de varias protestas por parte de los italianos, desestimadas por el Comité de Regata, Ineos UK Team se alzó con el triunfo. Los ingleses mostraron una gran velocidad que llegó a mas de 50 nudos y un gran desempeño estratégico de Sir Ben Ainslie al timón.
Quedaba aún una regata por disputar, pero al quedar el American Magic fuera y el Luna Rossa sin chances, Ineos Team UK, ya clasificado decidió no arriegar la integridad del barco. Luna Rossa de todas formas continuó navegando en entrenamiento.
El Frustrado Regreso del American Magic
A pesar del escaso tiempo disponible para las reparaciones luego de la espectacular tumbada, American Magic se hizo presente en la línea de partida para disputar las semifinales de las eliminatorias. Esta vez enfrentando al Luna Rossa por el derecho a la final contra el Ineos Team UK para definir el challenger de la Copa América.
En las dos primeras regatas, con vientos entre 15 y 20 nudos, casi al límite de lo permitido por la Comisión para las pruebas, el barco mostró una gran velocidad, pero con problemas de gobierno y ángulo de ceñida. American Magic registró en una de las piernas 53.3 nudos de velocidad real (98.7 km/h). Problemas con el manejo de los foils causaron una salida de los límites de la cancha y la consiguiente penalización. En una de las viradas, perdieron control y estuvieron a punto de repetir la tumbada fatal. Luna Rossa venció en ambas pruebas con un margen de casi dos mil quinientos metros y una diferencia de tiempo medio de dos minutos treinta segundos.
Las esperanzas de American Magic estaban centradas en ganar por lo menos una de las dos regatas del segundo día de las semifinales y seguir luchando para llegar a los cuatro puntos necesartios para vencer la serie de siete regatas. A pesar de una mala largada, mejoró su rendimiento, aunque al final nuevamente se impuso Luna Rossa. La segunda regata fué desastrosa para American Magic. Error en la largada, virajes inexplicables y lo peor, la electrónica dejó de responder. Sin gobierno, excedieron cinco veces el límite de la cancha. American Magic planchado a casco sumergido, resignó la batalla y Luna Rossa se alzó con la victoria por mas de cuatro minutos.
Con los cuatro puntos sobre siete logrados por Luna Rossa, resta ahora la final de la Prada Cup, a disputarse a partir del 13 de Febrero próximo. Se enfrentarán allí el Ineos Team UK y el Luna Rossa para definir quien enfrentará al Fly Emirates New Zealand en las finales de la Copa América.
Informaremos el resultado final de la Prada Cup en un número Especial de Febrero.