Se estima que estas naves fenicias corresponden al Siglo VII A.C. Constituyen un testimonio inapreciable de la forma en que los fenicios influyeron en la colonización de las tierras del interiior europeo. Ubicados entre las localidades de Ibiza y Villaricos, España, se les halló a poca distancia de la costa y a profundidad muy cercana a la superficie. De uno de ellos, el Mazarrón I, solamente se rescataron la quilla, cuatro cuadernas unidas por nueve fragmentos de tracas y parte de las baras. Estos trozos estaban en buen estado de conservación lo que permitió una reconstrucción estimada.
Distintio es el caso del que se llamó Mazarrón II. Es el pecio mas completo de esa época hallado hasta el momento. La gruesa capa de alga poseidónica oceánica muerta selló herméticamente la estructura lo que explica el excelente estado de conservación. Tiene una eslora de 8.10 mts., una manga de 2.25 mts. y un puntal de 1.10 mts.
Ambos barcos fueron encontrados durante los trabajos de construcción del Puerto de Mazarrón. El cambio de las corrientes a causa del nuevo puerto deportivo, dejaron ambos barcos al descubierto. El Mazarrón II conserva todos los elementos en posición y curvatura originales. La exploración permitió conocer que ambos barcos transportaban cargamentos similares. Bloques de litargirio (un óxido de plomo), utilizados generalmente para la minería de plata. Se recuperaron unos tres kilogramos en perfecta conservación.
En el Mazarrón II también fue posible recuperar piezas de cerámica, en particular un ánfora casi completa, una espuerta de fibra vegetal con asa de madera, un molino de mano, así como varios fragmentos de huesos de animales. Llama la atención el excelente estado del ancla de la nave, la que es única de su género hallada hasta el momento. Los restos hallados del Mazarrón I se encuentran actualmente en exhibición en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática en la Ciudad de Cartagena.
En cambio el pecio completo del Mazarrón II se encuentra aún en la playa de la isla a la espera de una decisión de las autoridades para su posible traslado al Museo (ARQUA), o su mantenimiento en el propio lugar en Mazarrón. Una réplica se exhibe actualmente en el museo, pero en el astillero Nereo de Málaga se está terminando una réplica que, impulsada por seis remeros de localidades vecinas recorrerá el litoral andaluz y del sureste español donde la antigua raza de navegantes estableció numerosas colonias.