El Día Mundial de los Océanos
El Día Mundial de los Océanos recuerda a todos su importante papel en la vida cotidiana. Son los pulmones de nuestro Planeta, una fuente importante de alimentos y medicinas y una parte fundamental de la biosfera. Por ello las Naciones Unidas organizaron un evento virtual el 8 de junio de 2021, al igual que el año anterior, pero esta vez con el tema 2021: "El océano: vida y medio de subsistencia".
El océano cubre más del 70% del planeta. Es nuestra fuente de vida y el sustento de la humanidad y de todos los demás organismos de la tierra. Prueba de ello es que el océano produce al menos el 50% del oxígeno del planeta, alberga la mayor parte de la biodiversidad de la tierra y es la principal fuente de proteínas para más de tres millones de personas en todo el mundo.
Sin embargo, nuestros focos de interes están muy alejados de comprender la importancia de la conservación de la fase líquida de nuestro planeta. Cada día nuuestra civilización, supuestamente adelantada, vierte a los océanos, ríos y otros cursos de agua enormes catidades de residuos no biodegradables. Se calcula que cada año 6,4 millones de toneladas de residuos acaban en el mar. Entre el 60% y el 80% son plásticos, con picos de hasta el 95% en algunas zonas. Las aguas del Pacífico, entre el archipiélago de Hawai y la costa Oeste de EEUU, se han transformado en un basurero flotante de un tamaño de miles de kilómetros cuadrados. La corriente giratoria de este océano transporta la basura arrojada desde Canadá, EEUU, Japón y China a esta región,
No es una mancha compacta o una isla flotante, como se ha afirmado en algunos medios. Es una especie de sopa con desechos diseminados de todo tipo y tamaño, desde trozos pequeños de plástico hasta televisiones o frigoríficos, que gira con la corriente oceánica.
Recientemente también se ha encontrado en el Atlántico Norte otra región marina cargada de residuos de plásticos. En muchas playas del mundo una pequeña cantidad de la arena está compuesta por estos diminutos trozos de residuos plásticos. El Mediterráneo es otro de los puntos negros denunciados por científicos y ecologistas. La región con mayor concentración de residuos se encuentra en el Mediterráneo noroccidental. Es decir, cercana a las costas de los países más desarrollados de la región como Italia, Francia y España. La imagen de los plásticos flotando es una auténtica pesadilla para las autoridades. Estos países han tenido que desarrollar embarcaciones especiales con redes para “pescar” los residuos flotantes y destinar importantes cantidades de las arcas municipales para la recogida y limpieza de la basura en el litoral. Cada verano se contrata a barcos pesqueros para que en vez de pescar retiren con sus redes la basura acumulada cerca del litoral.