Nueva Zelanda y el Sueño de Tesla
Una empresa neozelandeza se apresta a concretar el proyecto soñado de Tesla : La transmisión de energía eléctrica, sin cables y a larga distancia. esto reactivaría las experiencias que realizase el inventor en el estado norteamericano de Colorado
Nikola Tesla nació en la actual Croacia el 10 de Julio de 1856. Dedicó su vida a resolver los misterios de la electricidad a fin de hacer mas fácil la vida de las personas. Desde su primer descubrimiento del fenómeno eléctrico, al acariciar a su gato y ver como del pelaje se desprendían chispas, dedicó su vida a la invención logrando sucesivos éxitos, vigentes hasta ahora. Es bien conocida su controversia intelectual y comercial con otro inventor contemporáneo, Tomas Alva Edison, respecto al uso de corriente continua o alterna en los servicio domiciliarios e industriales.
La empresa EMROD de Nueva Zelanda proyecta combinar las ideas de Tesla y Guglielmo Marconi y su transmisión de ondas de radio a distancia para con un sistema similar distribuir energia eléctrica en forma inalámbrica. EMROD ha recibido financiación de la firma POWERCO, la segunda mayor empresa eléctrica del país para realizar una prueba de su sistema en una estación de energía comercial conectada a la red urbana. de resultar exitoso el experimento, la empresa piensa distribuir de esa forma electricidad a localidades remotas cuyo acceso por cable se hace inviable por razones económicas.
La tecnología de transmisión de energía mediante ondas de radio existe desde hace tiempo. La principal dificultad para su implementación es lograr la manera de hacerla comercialmente viable. Los adelantos en el desarrollo de los modernos conductores, abre un auspicioso panorama. EMROD está ensayando estos nuevos materiales para reconvertir en electricidad al haz de microondas transmitidas. Una nueva generación de relays permite ahora el enfoque del haz de microondas con mínima dispersión, aumentando la eficiencia del sistema, para alcanzar un 70 % de conversión de la energía transmitida.
En principio no se trata de sustituir el 100 % de la estructura de transmisión basada en cobre o aluminio, sino de lograr la conexión de lugares remotos, sin cableado. El prototipo recién ha logrado transmitir a unos 40 metros, pero para Octubre POWERCO espera recibir el primer dispositivo funcional capaz de distribuir la potencia necesaria.