Un Monstruo Marino El Kraken
El temor que acompañó a los marinos en los albores de la navegación oceánica tuvo a través de los tiempos protagonistas varios. Desde apariciones del Dios Neptuno defendiendo su reino, ballenas capaces de deglutir un navío y, por supuesto, la amenaza mas famosa : El Kraken.
El origen de la leyenda se originó en la saga del Arquero Oddr (Siglo XIII), quien describe al Kraken como una bestia enorma capaz de tragar hombres, ballenas y barcos.
El nombre se origina en el vocablo Kraken que en lengua nórdica significa "árbol retorcido" y remeda la estructura tentacular atribuída al mostruo. En 1752, existen mas referencias en relatos del Obispo de Bergen, quen describe el mostruo así : "Una bestia demilla y media de largo, capaz de aferrar y sumergir a la nave de guerra mas grande del mundo. Habita en los fondos marinos y sube a la superficie solamente cuando siente el calor del fuego del infierno."
El famoso naturalistas Linneo inclutó al Kraken en su Systema Naturae (1735), aunque sus colegas se resistieron a dicha inclusión considerándolo fruto del temor y la imaginación de los marineros. Existen testimonios actuales, sobre todo en el Mar de Cortés en Baja California y también en las costas chilenas, que refieren a calamares de tamaño superlativo. Muy probablemente la imagen a la izquierda sea un truco, pero en esa región es normal hallar calamares de seis o siete metros de largo.
Además de su paso a la gloria en el celuloide, como sucede en 20.000 Leguas de Viaje Submarino de Julio Verne, el Kraken tiene su modesto correlato en las especies de calamares gigantes que viven actualmente en esas aguas. Un ejemplar enorme, de diez metros de kargo fue filmado en dos ocasiones por científicos japoneses y norteamericanos. El testimonio de los exploradores submarinos que han tenido encuentro con ellos los describen como cefalópodos de gran voracidad, un real peligro si se deciden a atacar a un submarinista. Tal es su ferocidad que el canibalismo es parte de su conducta alimenticia.