Las Tormentas del Catatumbo
Se denomina el Catatumbo a una subregión Venezuelo/Colombiana ubicada en el noreste del departamento de Norte de Santander, que se extiende entre la Cordillera Oriental de Colombia y el Lago de Maracaibo, por lo cual se le ha llegado a considerar la región como "transfronteriza".​ Allí desemboca el río del mismo nombre en el Lago Maracaibo.
Es una zona muy disputada por grupos al margen de la ley, ya que sus condiciones climáticas son adecuadas para cultivar a gran escala la hoja de coca, materia prima para la fabricación de cocaína, donde también hay laboratorios que la producen aprovechando la densa selva de la región.
Aunque esta particularidad ya sería suficiente para dar notoriedad a la región, esta se distingue también por la ocurrencia de un fenómeno natural que, por su frecuencia y abundancia sorprende a los meteorólogos : El cielo brilla durante 200 días del año con unos misteriosos relámpagos "insonoros." La tormenta perpetua produce unas 280 descargas por hora, una cifra que convierte al paraje en el más tormentoso del planeta. Constituye una importante fuente de ozono, sintetizado por las permanentes descargas eléctricas.
La palabra Catatumbo (Ishtana) significa 'Casa del trueno' en lengua Barí, población indígena que habita gran parte de la zona que baña este río, el cual es un símbolo de identidad de esta zona porque recoge agua de afluentes de 33 municipios de Norte de Santander. El folklore de la región registra un hecho referente a un intento de invasión pirata. Según se relata, la flota corsaria, enfrentada a una de las etapas mas furiosas del fenómeno, decidió ser prudente y no desafiar a la naturaleza considerándolo una señal de mal augurio para su empresa conquistadora.