El Poder Ejecutivo intenta concretar a toda costa el proyecto UPM2
Escudándose en el secreto, el Poder Ejecutivo continúa dando pasos para lograr de parte de la Empresa UPM la confirmación de la instalación de su planta sobre el Río Negro. Ha llegado al extremo de, por decreto, impedir que el Parlamento acceda a la documentación que el propio Ejecutivo ha firmado con la empresa finlandesa.
El proyecto en sí ha levantado diversas protestas parciales o referentes a la totalidad de los términos y condiciones que nuestro gobierno pretende sean aceptadas por la multinacional.
Quienes hemos tomado conocimiento de ellas, reafirmamos nuestra cerrteza de que la iniciativa es altamente dañina para los intereses de nuestro país, en varios frentes.
En el frente económico/financiero, sumemos costos : La inversión uruguaya para el tren de UPM; el viaducto que ya se construye para facilitar el acceso del tren al puerto; el futuro mantenimiento de las vías; el tendido eléctrico que UTE debe realizar a costo nuestro; las obras accesorias de caminería; las expropiaciones necesarias para el trazado del tren y la obligación de compra de energía eléctrica excedente de la planta, Uruguay invertiría mucho mas del doble del monto a aportar por UPM.
UPM dispondría de una Zona Franca, por lo que salvo aportes al BPS de sus empleados directos, impuesto al patrimonio y otros impuestos menores, serían los únicos impuestos que recaudaría el Estado uruguayo, pues UPM pagaría sus impuestos, a las ganancias y otros mas, en Finlandia. (Que tal ???). El papel de Uruguay seguiría siendo el mismo quie es hasta ahora : Proveer troncos y no exportar celulosa como pretenden hacernos creer.
El canon que por el uso de la vía férrea debería pagar UPM, en la redacción de su monto y condiciones lleva implícita la exclusividad de explotación para UPM. La cifra que según el canon se recaudaría no alcanza ni para un trimestre de los gastos de mantenimiento de las vías, costo a cargo de Uruguay. Para peor, tratando de subsanar un garrafal error de traducción el PE, en total secreto, ha modificado dichos términos de acuerdo al documento que puede leerse en este link : Documento del PE
Los supuestos beneficios que traería aparejada la instalación se reducen a una importante cifra de empleos temporarios durante el período de instalación de la planta, empleos en el transporte de troncos hacia la misma y unos doscientos empleos fijos, bien remunerados, de personal calificado en el manejo de las instalaciones y una cantidad de empleos semi-esclavos como son las de los peones de los almácigos, cuya voz de protesta se ha hecho sentir en estos últimos días.
El impacto ambiental de la planta significaría la sentencia de muerte para el Río Negro ya afectado por una terrible contaminación por parte de agroquímicos locales y brasileños. Pero además, UPM exige la garantía de un caudal mínimo, sabiéndose de antemano que en el príodo estivo el del Río Negro es mínimo. Y aquí lo peor : UPM pretende se le de acceso a las aguas subterráneas (Acuífero Guaraní) para poder así diluir sus efluentes.
Es inexplicable entonces la absoluta irresponsabilidad de nuestro gobierno y de la clase política en general que, buscando en período electoral su permanencia en los sillones del estado, no hacen nada por impedir la concreción de este desastroso negocio que compromete el futuro ambiental y económico de generaciones futuras.
Basta ver que ha sucedido en las ciudades próximas a las actuales plantas, Fray Bentos y Conchillas. Finalizada la construcción, el supuesto gran progreso ha faltado a la cita. Fray Bentos mantiene uno de los mas altos índices de desocupación del país y Conchillas volvió a su condición de pueblo fantasma.
Esta es nuestra opinión y el compromiso asumido de defender la pureza de nuestras aguas, la conservación del ambiente natural y la no entrega del patrimonio nacional a una empresa extranjera.
 

Long John Silver

Hermano de la Costa