Que algo cambie :

para que todo siga igual...

Se han dado a conocer negociaciones del actual gobierno con la Dirección de la Empresa UPM en lo que hace a las obras de su segunda planta de pasta de celulosa UPM2. Esto nos obliga a ciertas consideraciones.
Reiterando que nuestra opinión no es una posición política, nos consideramos en la obligación de continuar defendiendo nuestro patrimonio natural, seriamente amenazado con el tipo de emprendimiento al que hacemos referencia.
El resultado de las negociaciones refiere únicamente a una serie de cifras de ahorro e inversión, discutibles y que por supuesto nos interesan, pero mucho mas importa lo que allí no se menciona y deja abierta una serie de interrogantes :
CAUDAL DEL RIO NEGRO
Que mecanismo o herramientas dispondrá el gobierno para garantizar el caudal mínimo necesario para el funcionamiento de la nueva planta ? La danza de la lluvia ? El caudal del río en la estación seca es mínimo, como ya se ha demostrado con la terrible baja de nivel y mortandad de peces que sucede periódicamente en el embalse de Palmar. Estrá en sus planes dar acceso a aguas subterráneas, afectando patrimonio compartido con otros países de la región en el Acuífero Guaraní ?
DESCARGA DE CONTAMINANTES
En el Río Uruguay los controles han indicado en varias oportunidades excesos en la concentración de fósforo, agentes nitrogenados y cambios en la temperatura del agua. Cómo será posible, que en una corriente de agua con un caudal diez veces menor, no se contamine el agua con concentraciones mayores y que afectarán la vida en su cauce y en las poblaciones que utilizan este recurso hídrico en explotaciones ganaderas o consumo ?
EXTENSION DEL MONOCULTIVO
La instalación de la planta llevará seguramente a la extensión de áreas forestadas con eucaliptus. Para ello se afectarán tierras aptas para otros cultivos menos exigentes en agua y nutrientes que los eucaliptus, si dejar restos de taninos que matan lo que pretenda crecer en ellas una vez finalizada la zafra maderera. Mención aparte lo que está sucediendo con las especies de fauna desplazadas desde la zona de montes de eucaliptus.
A su vez, las multinacionales hoy propietarias de las mayores extensiones de tierra del país, obligarán a productores de la zona de influencia a vender y abandonar sus propiedades, aumentando la despoblación de la campiña uruguaya.
Hay mas interrogantes que el tema UPM2 deja abiertas con relación a la manera en que el proyecto afectará la vida en su zona de influencia, pero el balance indica a priori que nada bueno se avecina desde el punto de vista ecológico.
Jolly Roger continuará con su prédica en defensa de nuestra integridad ecológica y de la recuperación de la marca país : Uruguay Natural, tan decaída a causa de esta entrega de nuestros recursos naturales.