ARA “SAN JUAN”

PROCESARON A SEIS ALTOS

MANDOS DE LA ARMADA

Jueza Federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez procesó a seis altos mandos de la Armada Argentina por la tragedia del submarino ARA San Juan, que portaba 44 tripulantes. En la misma resolución descartó investigar al expresidente Mauricio Macri. La magistrada los acusa por los delitos de estrago culposo agravado por el resultado de muerte en concurso ideal, incumplimiento de los deberes de funcionario público y omisión de deberes de oficio.
En el fallo, precedido de abundantes fundamentos que insumieron más de 500 fojas, Yáñez encontró responsabilidades penales en al menos seis oficiales entre superiores y jefes de la Fuerza Naval de la República Argentina.de Mar. En este sentido, la magistrada imputa al ex Comandante de Adiestramiento y Alistamiento naval Contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo el mayor de los cargos penales en su carácter de máximo responsable de las operaciones navales.
Según la magistrada, López Mazzeo habría sido negligente a la hora de tomar todas las medidas necesarias para asegurarse de que el malogrado submarino estuviera en condiciones técnicas idóneas para realizar la misión encomendada. Siempre según el criterio de la jueza federal, no se asesorói debidamente ni se ocupó personalmente de verificar el estado de la nave en forma previa a la realización de un ejercicio naval combinado de gran envergadura.
La lista de oficiales navales procesados se completa con el Capitán de Navío Claudio Villamide, ex comandante de la fuerza de submarinos, el Contraalmirante Luis Malchiodi, ex jefe de mantenimiento y arsenales, el Capitán de Navío Héctor Alonso, ex jefe del estado mayor del comando de la Fuerza de Submarinos, el Capitán de Fragata Hugo Miguel Correa, ex jefe de departamento de operaciones de la Fuerza de Submarinos, y el Capitán de Corbeta Jorge Andrés Sulia, ex jefe del departamento logística de la fuerza submarina.
Con variantes propias de la jerarquía de cada procesado, la magistrada entiende que todos ellos estaban en conocimiento, en virtud de los cargos que ocupaban, de que el submarino no se encontraba en condiciones óptimas para hacerse a la mar y que en mayor o menor medida todos desoyeron el planteo del extinto Comandante Pedro Fernández respecto al funcionamiento defectuoso del Snorkel y la válvula E19 lo que presuntamente habría sido el factor determinante de la tragedia.