Un equipo arqueológico polaco-peruano ha realizado un descubrimiento excepcional : la primera Tumba Imperial de la cultura Huari que no ha sido saqueada. El hallazgo, anunciado por la National Geographic, se produjo el pasado mes de septiembre en el Castillo de Huarmey, un mausoleo de forma piramidal situado casi a 300 kilómetros al norte de Lima, junto a la costa del Pacífico. Este centro funerario de la cultura Huari, una civilización precolombina y preincaica, tiene alrededor de 1.200 años de antigüedad. En su interior se ha descubierto un magnífico tesoro completamente intacto compuesto por más de 1.000 piezas elaboradas en oro, plata o cobre: orejeras, collares, pectorales, alfileres, anillos, cuchillos, hachas, puntas de lanza, sonajeros, telares, husos, cucharas y recipientes para hojas de coca, entre otros objetos, que han aparecido junto a los cuerpos de tres reinas huari y otros sesenta individuos, algunos de los cuales probablemente formaron parte de un sacrificio humano.
Lo hallado se encontraba enterrado y protegido por un mausoleo que a lo largo de la historia había sufrido varios saqueos.Se trata de un hallazgo "asombroso" y "fabuloso", que podría arrojar luz sobre la desconocida civilización que forjó el imperio más antiguo de América del Sur, entre 700 y 1000 d.C., varios siglos antes que el Tahuantinsuyo o Imperio Inca. Según los aqueólogos, "El fenómeno Huari puede ser comparado con el reinado de Alejandro Magno. Es un fenómeno histórico breve pero de grandes consecuencias".
En variados objetos de plata y oro, así como también hermosas piezas de cerámica, se ven representados de individuos alados, relacionados con divinidades de la cultura Huaris. Tanto en las piezas metálicas como en la cerámica encontrada, se aprecia una alta calidad artesanal. El Gobierno de Perú invertirá 4,6 millones de soles (1,38 millones de dólares) para recuperar la capital de la civilización Huari, el último gran imperio del Antiguo Perú anterior a los incas, y convertirla en un reclamo turístico.

Las ruinas de la capital de los Huari y la variedad de objetos encontrados, se han convertido para Ayacucho en un emblema regional gracias a su valor cultural y el atractivo turístico que representa. El sitio se encuentra ubicado a apenas 15 kilómetros de la ciudad de Huamanga, capital de la región Ayacucho. El imperio Wari llegó hasta Cajamarca por el norte y hasta el límite con Chile por el sur, y el eje de ese imperio fue Ayacucho. Hasta ahora los arqueólogos solo han podido excavar entre el 6 % y 7 % del complejo arqueológico, por lo que “más del 90 % de la riqueza cultural e histórica de Ayacucho está todavía bajo tierra