La hazaña de Thor Heyerdhal y su balsa Kon Tiki apoyó en su momento la teoría de la migración de los pueblos americanos hacia lo que es hoy la Polinesia. Su empresa náutica y su teoría ha tenido críticos, apoyos e imitadores. A mediados del año 2017, en La Paz, Bolivia, se inició la construcción de una nave utilizando la técnica usada por los Aymará del Lago Titicaca y sus embarcaciones de totora. Sus constructores tienen pensado zarpar desde Arica en Chile con destino final en Sidney, aunque haciendo escalas en varias islas.
El barco fue construido por aymaras que viven en el lago Titicaca en los Andes y que han usado arte similar durante siglos. Se eligió Arica para su punto de partida debido a su clima y ubicación. El barco está preparado en un 90 por ciento pero que todavía se tiene que instalar velas, mástiles y timones. Es otro intento de demostrar que era posible que los aymaras u otros nativos sudamericanos hicieran el viaje en la época precolombina. Además de la expedición de Heyerdhal, el aventurero Eric de Bischop también lo intentó en una balsa, aventura que a la postre le costase su vida. El libro Tahiti Nui cuenta las vicisitudes del viaje y su insólito final..
La tripulación utilizará recipientes de agua de bambú y comerán quinoa, papas y pescados del océano. "Se trata más de mostrar la distancia que este tipo de buque puede soportar en el mar porque el viaje es de seis meses y vamos a parar en cuatro islas. Algunas de ellas tienen una notoria conexión con América del Sur. El espacio alrededor de la construcción del barco será mantenido abierto a los visitantes para que puedan apreciar los detalles de la construcción.
 

A diferencia de los marineros del pasado, enviarán actualizaciones diarias a las redes sociales. Además, el derecho marítimo estipula que también tendrán que llevar modernos sistemas GPS y de navegación, elementos que al momento de las expedicione anteriores, eran tecnologías no disponibles.

Recordemos que Thor Heyerdhal navegó el barco Ra, construído con cañas de papiro de las costas del Nilo, intentando demostrar la posibilidad de que los egipcios hubiesen llegado a América, expedición que terminó en fracaso. Viracocha III hará su primera parada está programada en la remota isla polinesia de Mangareva, después de unos 60 días en el mar. Después de Mangareva, el "Viracocha III" se dirigirá a Tahití, Fiji y luego a Sydney, completando un viaje de unas 10.000 millas náuticas.