1914 - La Batalla de Malvinas

Combate naval librado el 8 de Diciembre de 19144, a principios de la Primera Guerra Mundial entre la escuadra alemana victoriosa en la anterior batalla de Coronel, frente a las costas de Chile, y una escuadra británica fondeada en Puerto Stanley.
El combate terminó con victoria británica y, destruida la flota alemana y muerto su mejor comandante, el Conde Maximilian Von Spee, el resultado decantó la campaña de ultramar del lado de los aliados.
La escuadra alemana contaba con poco más de una docena de buques de guerra en ultramar. Entre ellos, la Escuadra de Cruceros de Asia Oriental al mando del vicealmirante Spee. Fue la que resultó más peligrosa para los aliados. La escuadra tenía base en Qingdao, territorio bajo dominio alemán en China y Spee decidió, después de reunir su flota en las Islas Marianas y enviar al SMS Emden al Océano ïndico, operar en la costa americana del Pacífico donde además podía abastecerse de carbón.]
La escuadra de Spee estaba compuesta por los acorazados SMS Schamhorst y el SMS Gneisenau y los cruceros SMS Leipzig, SMS Nurnberg y SMS Dresden. Con la moral de la tripulación muy alta tras la aplastante victoria sobre la escuadra británica en la Batalla de Coronel, la flota alemana dobló el Cabo de Hornos. La intención de Spee era destruir Puerto Stanley, capital de las Islas Malvinas y principal base británica en el Atlántico Sur.
Sin embargo, Spee había perdido demasiado tiempo reabasteciendo la flota en Valparaíso y Coronel, lo que dio tiempo suficiente a los británicos para reaccionar y enviar refuerzos a proteger su base en las islas.
El 11 de Noviembre de 1914 el Almirante John Fischer ordenó al vicealmirante Frederick Doveton Sturdee que partiera a bordo del crucero HMS Invincible haciendo escuadra con el HMS Inflexible y el HMS Kent. Diez días después fondearon en Stanley, donde se les unieron el HMS Bristol, el HMS Carnavon y el HMS Cornwall, además del viejo HMS Canopus, todo ello mientras los alemanes permanecían en Valparaíso.