Miniaturas Oceánicas
La mayoría de los barcos que cruzan los océanos tienen esloras variadas, pero hay algunos que mas bien parecen sacados de un libro infantil para colorear. Conozcamos aquí unos cuantos casos de miniaturas oceánicas y los valientes que con ellos se han atrevido a desfiar las enormes distancias e inclemencias de los mares.
El Baluchon de Yann Quenet tiene solamente 13 pies y 1 pulgada de eslora, una vela sencilla y una proa (si es que se la puede llamar así) pintada color cereza. Quenet ha dedicado seu vida profesional al diseño y construcción de micro yates. En el 2015 intentócruzar el Atlántico en un velero de 14 pies, pero una fuerte tormenta lo tumbó a poc de la partida en las costas de España. Baluchon es el resultado de esta experiencia. Es autoadrizable y tiene capacidad de navegar y llevar provisiones para travesías de seis semanas soportando lo que el océano le depare.
Hace casi 70 años los hermanos Elam y Colin Mudie navegaron los océanos en su Sopranino de solo 5.4 m de eslora. La experiencia les demostró que algún centímetro adicional hubiese sido útil para darles mas confort en el cockpit, aumentar el espacio de almacenamiento de instrumental y provisiones, además de dotar al barco de mayor estabililidad y navegabilidad, Shane Acton, a bordo de Shrimpy diseñado por Robert Tucker circunnavegó el planeta en su 1972, sin experiencia anterior en navegación. Su experiencia creó un marcado interés en los mini yates.
Los numerosos y publicitados cruceros oceánicos de Acton despertaron el interés de Serge Testa quien en 1987, a bordo de su propio diseño el Acrohc Australis de tan solo 3 metros 60, navegó alrededor del globo batiendo el record anterior del barco de menor eslora en lograrlo. Su record se mantiene después de 35 años. El costo del barco es un factor determinante, pero no logra vencer la motivación y el romanticismo que motiva y empuja a estos verdaders lobos de mar a emprender sus aventuras
En la década de 1950, un canadiense de profesión carpintero, John Guzzwell, hizo experiencia navegando con amigos en aguas del Pacífico Sur. Consultó al diseñador Jack Giles acerca del barco mas pequeño que el consideraba capaz de dar la vuelta al mundo y construyó así en 1953 a Trekka, velero de 6 metros 20. Luego de una escala en Hawai Inició en 1954 un viaje que resultaría en dos veces la vuelta al globo, navegando durante cuatro años durante los cuales abundaron las escalas forzadas por encallamientos y roturas varias.