Paul F.Cayard
De los Juegos Olímpicos a la Volvo Ocean Race y a la Copa de América; Paul Cayard es uno de esos atípicos patrones a los que le da igual llevar un pequeño velero de 23 pies o un gigantesco catamarán de 86 pies. Es siete veces campeón del mundo, ha participado siete veces en la Copa América desde 1983 y ha circunnavegado el mundo dos veces.
Fue el primer estadounidense en ganar lo que fue la edición de la Whitbread Round the World Race en 1997-98. Posteriormente fue patrón de Piratas del Caribe al que llevó al segundo lugar en la regata de 2005-06. Ha participado dos veces en los Juegos Olímpicos; primero en 1984 y luego 20 años más tarde en Atenas 2004, donde acabó quinto en la clase Star. 
En el momento de su debut en la Whitbread, Cayard era bien conocido en los círculos de la Copa América, pero no había probado la vela oceánica y nadie se lo tomaba muy en serio. Sin embargo, tuvo una profunda influencia en la evolución de la regata, elevándola a estándares profesionales como nunca antes se había visto. La edición de 1997-98 fue particularmente interesante ya que se permitió el uso del correo electrónico a bordo. El californiano hizo pleno uso de él para cautivar a los aficionados que le seguían desde casa a lo largo de las 32.000 millas de la regata. 
Describió la presión de lo que es intentar mantener una velocidad constante de 15 nudos, por ejemplo, como "un cruce entre lo que es realmente espeluznante y lo que es realmente divertido".Fue una regata muy disputada, con resultados muy reñidos. Al final de la segunda etapa, desde Ciudad del Cabo hasta Fremantle, seis de los competidores llegaron en un intervalo de tan solo 11 minutos. "Fue la regata oceánica más reñida en la que he estado", dijo Cayard en ese momento. Finalmente ganó la regata a falta de una etapa por disputarse.
Lo que le valió su notable victoria fue una atención al detalle que la mayoría de los oponentes encontraron en muchos casos aburrida y en otros nauseabunda. Pero fue un esfuerzo profesional que pocos pudieron negar. Paul Cayard merecía completamente el título.
Habla de forma fluida inglés, francés, e italiano, da conferencias sobre el deporte por todo el mundo y ejerce habitualmente como comentarista en televisión de los mas importantes eventos del deporte de la vela.. Entre sus galardones se incluyen el ingreso al Rolex Yachtsman of the Year en 1998 y al US Sailing Hall of Fame en 2011,