Un Práctico de Puerto es un marino que conduce los barcos en aguas peligrosas o de intenso tráfico, como puertos, anales angostos o ríos. No obstante, el práctico es sólo un asesor, en tanto legalmente el Capitán continúa al mando del buque. El practicaje es una de las profesiones más antiguas y menos conocidas, no obstante es una de las más importantes en la seguridad de la navegación. El riesgo económico, ambiental y para las vidas humanas que representan los grandes buques de carga de la actualidad, hacen que el rol del práctico sea esencial.
Para obtener el título de Práctico de una zona, se debe tener una profunda experiencia en la conducción y maniobra de buques de gran porte y además un íntegro conocimiento de la región específica en la que se desempeña la tarea. Por ello, en casi todos los países del mundo, para obtener esta habilitación es menester poseer el título de capitán y haberlo ejercido efectivamente durante cierto tiempo en buques que superen determinado tonelaje. Luego, previo al otorgamiento del título de práctico en una zona, deben rendirse numerosos exámenes y posteriormente realizar una cantidad de viajes con prácticos titulados y rendir un examen práctico final.
En Uruguay, desde el año 1898 existe la Sociedad del Prácticos del Puerto de Montevideo, siendo la agremiación de mayor trayectoria en el Río de la Plata.
Por supuesto que su tarea, de enorme responsabilidad, no está exenta de riesgos, pues el práctico debe abordar su barco antes de que se llegue al area de compromiso, sin tener en cuenta las condiciones del clima en la zona.
En qué momento de la historia apareció en escena por primera vez un práctico es puramente conjetural. Obviamente, debe haberse relacionado tempranamente con la necesidad de la seguridad de las vidas y las propiedades a bordo de las naves. Es importante consignar que en algunos casos, la función del práctico era indistinguible de la del "piloto navegante" es decir un tripulante de cierta jerarquía del buque experto en la navegación. En tiempos bíblicos esta ocupación ya existía. Se menciona cuatro veces al práctico en el Capítulo 27 del Libro de Ezequiel. También los mencionan Homero el La Ilíada y la Odisea y Virgilio en La Eneida.