La Brillante Inteligencia de Los Delfines
Los delfines son unos de las animales más valorados y populares a nivel mundial. Se trata de una especie animal que ha inspirado al ser humano desde la antigüedad, con tintes incluso románticos y siendo a menudo símbolo de libertad, paz y alegría.
El delfín ha sido identificado junto a otros cetáceos, primates, elefantes y algunas especies de aves,como una de de las especies de animales no humanos más inteligentes (superando a muchos de ellos en capacidad). Si bien existen múltiples teorías y modelos al respecto, podemos definir de forma breve a la inteligencia como a la capacidad o el conjunto de capacidades que permiten a un ser vivo adaptarse en forma exitosa al medioque le rodea
Los delfines gozan no solo de una gran inteligencia, sino también de capacidades que hasta hace pocos siglos se consideraban patrimonio exclusivo del ser humano. Una de ellas es la del lenguaje. Al igual que otros cetáceos como las ballenas, se ha observado que los delfines tienen un complejo sistema de comunicación basado en característicos chasquidos, pudiendo identificar diferentes elementos con ellos e incluso al parecer hacer referencia a su estado emocional. En esta grabación, el grupo de científicos ha sido capaz de distinguir el tonio de diferentes ejemplares, tal como si se tratara de una conversación.
Vinculado a lo anterior, diferentes investigaciones han comprobado que el ser humano no es la única criatura que es identificado por sus semejantes de manera simbólica, con un nombre propio distintivo para cada uno de nosotros. Y es que se ha comprobado mediante el registro de su lenguaje que los delfines emplean dichos silbidos para dirigirse a un sujeto en particular.
Cuando un delfín está en sus últimos momentos, es posible observar cómo su grupo tiende a ayudarle con sus propios cuerpos a subir a la superficie, de tal manera que la criatura pueda mantener su espiráculo (el orificio a través del cual respiran) fuera del agua con el fin de poder respirar más cómodamente para aliviar su sufrimiento. Se trata de una muestra no solo de la inteligencia de los delfines, sino también de la enorme empatía de estas criaturas para con sus congéneres. Es notorio el sentimiento de desesperación al ver a su compañero en los últimos momentos de su vida.
El nivel de empatía y solidaridad de los delfines no se limita a los de su misma especie. Se han dado numerosos ejemplos de relacionamiento con otros mamíferos acuáticos y terrestres y aún, por propia decisión, relacionarse afectivamente con seres humanos. Abundan historias, anécdotas y leyendas a propósito de salvatajes de hombres y animales. La respuesta de nuestra especie es a veces muy diferente, sometiendolos a crueles cautiverios y ser usados como entretenimiento, dejándolos languidecer hasta su muerte en las sórdidas prisiones de los parques acuáticos, privándoles de su ambiente natural y su innata alegría de vivir, reduciéndolos a payasos entrenados a cambio de comida.