Noviembre 1ºde 1914 Batalla de Coronel
El 4 de agosto de 1914 estalló la  Primera Guerra Mundial, cuyos protagonistas fueron la Triple Alianza, formada por el Imperio Alemán y el Austro Húngaro por un lado y por el otro el Triple Entente, compuesto por el Reino Unido, Francia y el Imperio ruso.
Como parte de la disputa era muy importante para ambos contendores el mantener abiertas las rutas de comunicación y abastecimiento, además de disputar control sobre una amplia zona del Pacífico. Esto llevó a un enfrentamiento naval en aguas territoriales chilenas, un combate histórico entre las flotas, alemana y británica, conocido como la Batalla de Coronel
El 30 de Octubre la flota alemana, al mando de Maximilian Von Spee, formada por los acorazados Scharnhorst, Gneiseau y los cruceros ligeros Leipzig, Nürnberg y Dresden, llegaba al puerto de Valparaíso. Advertido del arribo de los alemanes, Sir Cristopher Cradock, contralmirante británico, movilizó sus naves : los acorazados Goodhope y Monmouth, el crucero ligero Glasgow y el crucero auxiliar Otranto, para impedir el avance de sus enemigos que podían paralizar el comercio de sus aliados en la zona.
Sir Christopher Cradock
Maximiian Von Spee
Cradock interceptó los primeros mensajes radiotelegráficos de una escuadra alemana. Tras ello, tomó rumbo desde las Malvinas con dirección a las costas chilenas, específicamente rumbo a Coronel. Lo que no sabía era que Von Spee había ordenado al Leipzig que incrementara sus emisiones de radio y, a su vez, silenció al resto de las naves, lo que provocó que el almirante británico no supiera con cuántas naves alemanas se iba a encontrar.
Cradock pidió reiteradamente refuerzos al jefe de Estado Mayor, Sir Frederick Doveton Sturdee, ya que su escuadra no estaba a la par con la alemana, pero su petición fue rechazada: la respuesta que recibió fue «Con lo que tiene es suficiente». Cradock había enviado al crucero Glasgow a aprovisionarse nuevamente de carbón en Coronel y de ello tuvo conocimiento Von Spee, quien se dirigió con sus navíos a Coronel. El Glasgow sirvió involuntariamente de cebo, mientras Cradock buscaba al crucero alemán Leipzig, el cual radiaba insistentemente mensajes.