Sumergidos por Dos Semanas
Con la tecnología implantada hoy en los submarinos militares, dos semanas de inmersión, no son nada. Claro, con propulsión nuclear es cosa de todos los días. Pero para un submnarino de propulsión convencional, dos semanas sumergidos constituye una verdadera hazaña.
Unos años atrás, 2006 para ser exactos, el submarino alemán U32 (NATO S-182) llegó a la base naval de Rota en España. Había zarpado de la bahía de Eckernförde el 11 de Abril y navegado por dos semanas en inmersión completa.
Los submarinos no nucleares necesitan cada tanto salir a la superficie pues los generadores que cargan las baterías que mueven sus motores eléctricos, necesitan aire para funcionar. En este caso el S-182 utilizó un novedosos sistema de celda de combustible de oxígeno/hidrógeno, un desarrollo iniciado décadas atrás pero suspendido cuando la propulsión nuclear se estandardizó.
Pero, cuál es el motivo que impulsó la continuidad de las investigaciones y las pruebas que llevaron al éxito de este sistema de propulsión ? Una de las condiciones que deben reunir estos temibles navíos de guerra es el sigilo y la navegación silenciosa. Según las pruebas realizadas, los submarinos de la Clase 212 a la que pertenece el U32, son los mas silenciosos y a la vez los mas difíciles de detectar.
Al día de hoy muchos astilleros europeos construyen este tipo de submarinos como dotación para sus fuerzas navales. El Howaldtswerke-Deutsche Werft y el Nordseewerke en Emden, tienen convenios con la marina alemana, italiana y noruega para la construcción de navíos de guerra de la denominada Clase 212