El Transatlantico Transylvania
El Transylvania fué construído en los astilleros de la Scott Shipbuilding Company. Botado el 23 de Mayo de 1914, fue originalmente fletado por la Cunard Lines para cubrir el trayecto Liverpool - New York. Otro sería su destino al iniciarse las hostilidades en la Primera Guerra Mundial
Hasta Mayo de 1915, la nave era un lujoso barco de pasajeros, pero al final del año fue requisado por el Almirantazgo Británico. Se transformó entonces en el mayor barco de transporte de tropas en aguas del Mediterráneo. La bitácora de la nave se extendio registrando misiones de transporte hasta Mayo de 1917. El día 4 del quinto mes del año, su fin se tradujo en loi que fuese una de las mayores tragedias marítimas acaecidas como resultado de la Gran Guerra que costara millones de víctimas para ambos bandos en lucha.
La nave de 14.315 toneladas, con una tripulación de 200 oficiales y 2.860 soldados, partió del puerto de Marsella con destino a Alejandría, en Egipto, escoltado por dos cazatorpederas japonesas la Matsu y la Sakaki. (En el conflicto, Japón era parte de las fuerzas aliadas.) Pone rumbo a Génova para evitar los ataques de los sumergibles alemanes.
El 4 de Mayo, exactamente a las 11:17, mientras navegaba a un largo de Spotorno, a unas 3 millas de tierra, con cielo claro aunque en un mar movido, el submarino alemán U-63 dispara un torpedo desde una distancia de mil metros. El siluro lo alcanza por babor a la altura de Sala de Máquinas. 22 minutos después, y mientras el Transylvania emitía ugentes pedidos de socorro, un segundo torpedo, disparado a menos de 350 metros golpean nuevamente la proa por babor. A la hora12.20 el buque comienza a hundirse.
Ambas cazatorpederas se afanan en asistir a los sobrevivientes, pero minutos después la nave se hunde por proa hasta los 200 metros de las profundidades a dos millas de la Isla de Bergeggi. Una de las primeras demostraciones de la capacidad destructiva de la nueva arma : el submarino. Se lleva consigo 407 víctimas. 96 de ellas están sepultadas en el cementerio de Zinola, Provincia de Savona, otros cuerpos fueron sepultados en el Principado de Mónaco.
En uno de los extremos de la Isla Bergeggi, se ha erigido un tumulo, coronado por una cruz, en memoria de las víctimas de una de las mayores tragedias ocurridas en el Mediterráneo frente a las costas lígures. Diversas expediciones de investigación se abocaron a la búsqueda del pecio, pero recién en el 2011 las nuevas tecnologías permitieron que el Núcleo Submarino de los Carabineros ubicaran los restos del buque en una fosa, a 600 metros de profundidad. En fechas coincidentes con el hundimiento, se realizan actos conmemorativos que incluyeron una muestra histórica en la Bilblioteca Cívica de esa localidad.