Los Devastadores Efectos del Cambio Climático
Durante mucho tiempo se creyó que mares y océanos eran inmutables, apartados de la capacidad del hombre para cambiar y para despojar. Pero, por desgracia, esta creencia ha demostrado ser ingenua. Hay cerca de 1.400 millones de kilómetros cúbicos de agua repartidos en 70,8 por ciento de la superficie del planeta, y el 97,2 por ciento de esa agua forma mares y océanos
La sangre que corre por nuestras venas es un poco más que el agua del mar y nos referimos a ella como nuestra "sangre vital” por una buena razón. Alrededor del 70 por ciento del oxígeno que respiramos es producido por los pequeños organismos que flotan en esas aguas, y sus antepasados fueron la primera vida en la Tierra.
Nuestro clima está impulsado por las corrientes marinas y estudios recientes sugieren que estas ahora pueden cambiar drásticamente debido al calentamiento global, derritiendo el Ártico y causando grandes inundaciones que ahogarán las ciudades de la cuarta parte de la población mundial. Por que razón nos resistimos a creer esto ? Millones de personas habitan en poblaciones que con el simple aumento de un metro del nivel del mar desaparecerían.
La coincidencia de este fenómeno con la creciente y casi irreversible contaminación de las aguas del planeta auguran un futuro catastrófico a corto plazo. El punto de no retorno que inicialmente se había fijado para el 2050 ha sido reevaluado por los estudios de Naciones unidas y esa fecha se ha adelantado al 2030.
Que quiere decir "Punto de no Retorno" ? Es la situación en que la combinación de emisiones de gases que causan el efecto invernadero y por ende el calentamiento global, la contaminación de mares y océanos y la depredación de recursos forestales han llegado a un punto en el que, por más medidas que se tomen después de esa fecha, los fenómenos climáticos que nos afectan se harán imposibles de revertir. Huracanes, lluvias torrenciales, grandes sequías, incendios y grandes mareas serán permanentes.
Un informe confirma que el cambio climático se ensañará con América Latina, donde se batirán récord de huracanes, se sufrían sequías severas, seguirá aumentando el nivel del mar y habrá más incendios . Todo podría empeorar si no se logra detener urgentemente la emisión de gases de efecto invernadero. El reporte señala que los eventos relacionados con el clima y sus impactos cobraron más de 312.000 vidas en América Latina y el Caribe y afectaron a más de 277 millones de personas entre 1998 y 2020.
Europa no escapa a las generales de la Ley, igual que China y América del Norte. Todos están siendo afectados en gran medida por incendios, sequías, inundaciones tormentas y huracanes nunca esperados. Sin embargo continúa la política de "compra de carbono" mediante la cual los mayores emisores de C02, principal causante del efecto invernadero, compran a algunos países el saldo positivo entre lo que les correspondería como emisores, para justifiucar las propias. Lamentablemente este cinismo tampoco los deja libres de los efectos por los que ellos son responsables, alterando la atmósfera planetaria.
Las potenciuas industriales continúan mostrándose preocupadas por la situación, concurren a congresos y eventos, pero realmente ninguna de ellas está dispuesta a renunciar a la fuerza industrial de sus economías, aún a costa de toda la vida del planeta, fauna, flora y seres humanos que lo habitamos.