La interpelación al ex Ministro de Transporte, realizada en días pasados, ha puesto de manifiesto un paralelismo con el malhadado contrato UPM2. Ambos compromisos han sido firmados obligando a los próximos gobiernos a respetar condiciones por plazos que trascienden enormemente la duración de sus mandatos.
El acuerdo suscrito con la empresa Belga Katoen Nati tiene muy criticables y negativas disposiciones, similares a las suscritas por el gobierno anterior con la firma Finlandesa, a tal punto que desde el propio oficialismo se escuchan críticas e iniciativas de renegociación.
En el caso del Contrato UPM, nuestro país resigna soberanía en campos fundamentales de nuestra independencia : Soberanía ambiental, financiera y jurídica. Hay disposiciones y concesiones que comprometen algunos de estos aspectos por el plazo de cincuenta años.
En el caso del puerto de Montevideo con el acuerdo Katoen Nati, el gobieron resigna soberanía operativa y jurídica en favor de esa empresa extranjera por un período aún mayor, de ochenta años. Hay también una afectación directa a la operativa portuaria de la Armada Nacional, pobre regalo para su 203ro. Aniversario.
De la intepelación pasaron ya varios días y la única propuesta concreta, hasta ahora, es regular las condiciones de comercialización de las acciones de la entidad belga y la necesidad de la aprobación parlamentaria de la misma.
Al igual de lo sucedido con el Contrato UPM2 (Mucho mas entreguista que el de Katoen Nati), en que el oficialismo de la época antepuso la disciplina partidaria y se tragó sus principios, el oficialismo actual calla sus críticas al proyecto. Sus objeciones y la iniciativa de someter este tipo de contratos a la aprobación parlamentaria también se diluyó en aras de mantener la coalición de gobierno unida.
No se trata de politizar,sino de dejar bien claro que la clase política no está dispuesta a defender nuestra soberanía en los aspectos jurídicos, financieros, ambientales, de educación ni tampoco en el manejo del puerto. La única herramienta capaz de defenderlas frente al avance de las transnacionaleses es lograr, mediante la Reforma Constitucional propuesta por UPM2NO, marcar los límites y restablecer la autoridad parlamentaria en este tipo de acuerdos.
 
Long John Silver Hermano de la Costa