La Superfibra Kevlar
El Kevlar es una moderna fibra sintética de gran resistencia que por sus propiedades de alta resistencia, poco peso y resistencia al calor, tiene varias aplicaciones en la náutica, especialmente en la confección de velas y cabos. Tiene otras muchas aplicaciones, que van desde los neumáticos de bicicleta hasta los chalecos antibalas. En estas aplicaciones resulta cinco veces más fuerte que el acero.
Desarrollado por Stephanie Kwolek para DuPont en 1965, este material de alta resistencia se utilizó por primera vez comercialmente a principios de la década de 1970 como sustituto del acero en los neumáticos de carreras. Típicamente se hila en cuerdas o láminas de tela que pueden ser usadas como tales o como un ingrediente en componentes de materiales compuestos.
Normalmente es la fibra preferida para las velas de regata, y pueden ser viables en velas de crucero laminadas, cuando se protegen adecuadamente del exceso de rayos UV y la flexión. Tanto el Kevlar, también producto DuPont como el Twaron y Technora de Teijin son fibras de aramida que se utilizan mucho en las velas. Las fibras de aramida a menudo se mezclan con fibras de carbono de menor elasticidad y mayor resistencia dentro de la misma vela. Sin duda el Kevlar es el tejido idóneo para velas que pesan poco y no pierden su forma original aunque sufra el desgaste de los rayos UV.
Cuando se hila el Kevlar, la fibra resultante tiene una resistencia a la tracción de unos 3.620 MPa, y una densidad relativa de 1,44. En cabullería el kevlar se usa como vaina de otros textiles, aunque actualmente el avance de la tecnología ha sintetizado fibras capaces de formar cabos integrales. El Dyneema junto con el Spectra ofrece la fibra más fuerte del mundo. Es capaz de soportar 15 veces la tensión del acero o 4 veces la de la mejor fibra de aramida, siempre a igualdad de peso. Es tan liviana que flota en el agua, soporta muy bien el paso del tiempo y aguanta la humedad y los rayos ultravioletas.
Por razones de costo y facilidad de entrelazado con otras fibras, el Kevlar se ha popularizado como material preferido por deportistas de vela profesionales y amateurs. Los otros compuestos se utilizan mayormente en barcos muy especiales como los que disputan la Copa América o las competencias de Sail GP, circunstancias con exigencias superiores de resistencia.
El Kevlar se suministra en varios tipos de acuerdo a las aplicaciones a los que se le destinará :
Kevlar K-29 – en aplicaciones industriales, como cables, sustitución de           amianto, forros de freno, y blindaje de carrocería/vehículo.
Kevlar K49 – de alto módulo usado en productos de cable y cuerda.
Kevlar K100 – versión coloreada del Kevlar
Kevlar K119 – de mayor alargamiento, flexible y más resistente a la fatiga
Kevlar K129 – mayor tenacidad para aplicaciones balísticas
Kevlar AP – 15% más resistente a la tensión que el K-29
Kevlar XP – resina más ligera y combinación de KM2 más fibra
Kevlar KM2 – resistencia balística mejorada para aplicaciones de blindaje